BLOG

.

30 Abr · admin · No Comments

¿Cómo organizar una boda en un restaurante?

¿Te has decidido ya por un restaurante para organizar tu boda frente a una finca u otros espacios? Revisa primero estos puntos…

La comida que sirves en tu boda, como toda novia sabe, es el camino al corazón de los invitados, haciendo que la gente se sienta bien y satisfecha.

Una forma de garantizar que tus invitados tengan una experiencia de cuatro estrellas es reservar tu celebración en un restaurante cuya cocina conozcas por su calidad.
Una boda en un restaurante es también una opción fácil para las parejas que quieren un espacio que les proporcione la experiencia completa de la boda, pero que no quieren aventurarse a elegir los detalles de la organización desde cero en una finca, espacio o lugar familiar, ya que todo, desde sillas a platos hasta el guardarropa ya están en su lugar en el restaurante.

El factor de la comida
Naturalmente, la parte en la que los restaurantes realmente destacan es en la comida. ¿Quieres un menú para tus invitados de una cocina en particular o platos que generalmente no se consideran habituales del menú de boda?
Una pareja de amantes del sushi, por ejemplo, podría ser más feliz si realizan su boda en un restaurante japonés de calidad. Y a diferencia de los lugares típicos de boda donde eres cliente de una sola vez, los restauradores de estos espacios particulares esperan que vuelvas.

Por esta razón, tienden a asegurarse de que la comida y el servicio sean extraordinarios -esta es su oportunidad, después de todo, de demostrar su calidad frente a una gran audiencia de clientes potenciales.
Una desventaja: A diferencia de muchos otros sitios, los restaurantes no van a ser tan flexibles sobre permitir que traigas la tarta nupcial u otra repostería realizada por otros (aunque todo es negociable).
Si el restaurante tiene un chef de repostería, por ejemplo, el gerente no mostrará interés en que traigas la tarta nupcial de tu obrador favorito.

Hablemos de precios

El precio de una boda en un restaurante depende en gran medida de la cantidad de espacio que vayamos a utilizar. Si para la boda requieres disponibilidad completa del espacio, lo más probable es que tengas que pagar por el negocio completo del día. (La mayoría de los restaurantes “dan varias vueltas a las mesas” dos a tres veces por la tarde, y también tienen consumiciones en la barra.)
Eso puede resultar especialmente caro en un sábado, la noche más provechosa de la semana. Aún así, es posible tener una boda en un restaurante con un presupuesto limitado. La forma más obvia es elegir un lugar que tenga más de una zona de comedor, o comedor privado, por lo que el propietario puede mantener su comedor principal y bar abierto.

También ten en cuenta lugares que normalmente estén cerrados durante el día (podrías organizar un brunch o almuerzo), o cerrado el fin de semana (podrías tener una boda de sábado por la noche en un restaurante de una zona de negocios). Por último, los restaurantes étnicos pueden ser una opción menos costosa. Un restaurante mexicano bien considerado en la zona, probablemente puede facilitarte una boda a precio más económico justo a la vuelta de la esquina.

A diferencia de otros espacios para eventos con decoración neutra diseñada para ser transformada con elementos adicionales, la mayoría de los restaurantes tienen su propio aspecto distintivo, que podría incluir arte inusual y colores vivos. Presumiblemente, cualquier lugar que te interese tendrá que tener ya el aspecto con el que te sientas feliz, ya que lo más probable es que no puedas alterar el diseño general. Sin embargo, cada novia quiere personalizar su espacio, así que asegúrese de que se te permite traer las flores y otras decoraciones que desees.

También presta atención a que un restaurante también proporciona su propio ambiente. Si es una celebración de noche, podrás programar cócteles y aprovechar el espectáculo. Si es una sala cerrada acristalada, podrás realizar una recepción diurna y se visualizarán los alrededores.

Aviso
Es importante averiguar por adelantado, antes de que hayas depositado una reserva, a cuántas personas máximo el restaurante puede acomodar. Una banda o DJ, pista de baile, y un área para la ceremonia,… todo esto ocupa espacio. Es por eso que el número de invitados de la boda que el restaurante pueda manejar no es lo mismo que su máxima capacidad de ocupación. Pregunta al gerente cuánta gente puedes invitar a comer, beber y bailar con comodidad. ¿El restaurante está compuesto por una serie de habitáculos pequeños? Si es así, algunas personas pueden sentirse aislados durante la cena, incapaces de ver la mesa y ambiente nupciales o a otros invitados.

Si el restaurante principalmente tiene mesas para dos y cuatro, todo el mundo estará sentado en grupos pequeños (aunque siempre se podrá juntar las mesas). Piensa dos veces antes de reservar un restaurante lleno de taburetes, que le dará aún menos flexibilidad. También echa un vistazo a que haya un número adecuado de baños. Lo último que quieres es que tus invitados estén de pie en fila tras el baño cuando estés cortando la tarta.

La ceremonia

Los restaurantes que están acostumbrados a celebrar bodas a menudo tienen un espacio separado o pequeña habitación que se puede utilizar para la ceremonia. Antes de firmar con un restaurante en particular, observa si la dirección tiene ideas creativas para aprovechar el espacio disponible durante toda la boda. Por ejemplo, una terraza que se utiliza para una ceremonia podría convertirse en un salón con mesas de cóctel más tarde en esa noche.

La música importa

Dependiendo del número de invitados y el tamaño del espacio, es posible que no tengas espacio para una banda. Si tienes mucha ilusión con el baile, asegúrate de que eres capaz de tener al menos un DJ y una pista de baile. Además, ya que la mayoría de los restaurantes están diseñados para música tranquila de fondo, es posible que no tengan insonorización adecuada para mantener vecinos o comensales en las habitaciones contiguas sin quejarse. Pregúntale al gerente cómo de alta se va a permitir la música. Un dúo de jazz puede estar bien, pero si estás pensando en contratar algo más animado, como una banda o DJ, podrían no permitírtelo.

Problemas de estacionamiento

Si el restaurante que vas a reservar está en una zona urbana llena de gente, no es probable que tenga mucho espacio de estacionamiento. Si es así, echa un vistazo a parkings públicos cerca de tu sitio elegido. Cuando envíes las invitaciones de boda, incluye en una tarjeta separada los nombres y direcciones de estos parkings. Como alternativa al estacionamiento de pago, averigua si una iglesia cercana, edificio de oficinas, o incluso otro restaurante podría tener un aparcamiento que ofrecerte a un precio razonable. Incluye una tarjeta con la invitación mostrando a los asistentes que la tarifa del garaje concertado ya ha sido pagada.

¿Intimidad?

A menos que estés reservando un restaurante entero para la noche, o lo organices en un comedor separado, tendrás que ocuparte de cómo va a realizarse la separación con el resto de comensales del restaurante. Si es una reunión muy pequeña, muy informal, pregúntate si vas a estar cómodo en la celebración, saludando a tus invitados, cortando la tarta o lanzando el ramo – a la vista de los clientes regulares del restaurante.

Espero que todos estos consejos hayan aclarado tus ideas sobre las ventajas e inconvenientes que ofrecen ciertos restaurantes para la organización de bodas y eventos frente a otros espacios.

Si necesitas nuestro asesoramiento profesional, no dudes en contactarnos.

Tu boda está a la vuelta de la esquina!

Category: Blog, News, Notices

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mejores Eventos .Es

Organización de eventos con corazón
© 2016 MejoresEventos - Organizadores de bodas en Madrid - Eventos sociales y eventos de empresa. Todos los derechos reservados
Web desarrollada por 2digitalweb.com
¿Podemos Ayudarte?